[Este artículo fue originalmente publicado por Idealis en LinkedIn]

Frecuentemente recibimos la pregunta: ¿Cuánto gana un abogado de mi perfil? Detrás de esa interrogante hay por lo menos 2 aspectos:

1º ¿Cuál es el sueldo típico para un abogado como yo? Más que el sueldo promedio de abogados con perfiles semejantes, el dato que debiera ser utilidad es la mediana (he aquí una explicación).

2º ¿Existen características del perfil que inciden más en el sueldo que otras, por ejemplo, universidad, idiomas, años de experiencia? Sí, y se pueden pesar por separado.

Hay diversos factores que determinan la remuneración de un abogado. Algunos, como la red de contactos, tienen que ver con el acceso a empleos bien pagados. Otros factores ayudan a negociar mejores condiciones salariales: contar con información del mercado y por cierto, tener buenas habilidades blandas. Hay habilidades duras del perfil, tales como saber inglés o tener un postgrado.

Algo que también podemos cuantificar es la lamentable diferencia de sueldos entre hombres y mujeres. Ésta se da con mayor fuerza entre los 4 y 8 años de experiencia.

En la siguiente tabla mencionamos los factores que más inciden en los sueldos de abogados que trabajan en Santiago para empresas y estudios jurídicos, excluyendo solamente a las oficinas “pequeñas”.

Basados en una muestra de más de 3000 sueldos de abogados, ofrecemos 6 escenarios emblemáticos que comparan por separado los factores más importantes.

Escogimos el segmento entre 5 y 8 años de experiencia para ilustrar las diferencias que se producen en los sueldos de hombres y mujeres, entre los egresados de una casa de estudios y otra, y entre los que obtuvieron una maestría en el extranjero y los que no.

Para representar las diferencias que resultan de haberse titulado entre los mejores del curso versus los que no tuvieron distinción académica; los que trabajan en estudios jurídicos de distintos tipos y empresas; y los que dominan el inglés versus los que tienen un inglés de nivel medio o básico, escogimos el segmento de 0 a 1 año de experiencia desde que obtuvieron su título.

Si nos basamos en la mediana de sueldo, podemos observar que al comienzo de la carrera, los sueldos de los egresados de la Universidad Católica y de la Universidad de Chile son casi idénticos. Además superan en al menos un 20% los sueldos del grupo de universidades que les siguen en sueldos, incluidas las universidades tradicionales de regiones, que dicho sea de paso, no cuentan con mucha presencia entre los empleadores santiaguinos analizados en el presente estudio.

Al acercarse a los 5 años de experiencia los egresados de la Universidad Católica exhiben un sueldo mucho más alto que los egresados de la Universidad de Chile, a la vez que la Universidad de Los Andes le pisa los talones en un cómodo tercer lugar, superando a todas las otras universidades privadas y públicas.

Es así como se puede concluir que la combinación de las siguientes condiciones dispone para un sueldo más alto: haber estudiado en la Universidad Católica, ser hombre y haber obtenido un LL.M fuera de Chile (lo que supone poseer un buen nivel de inglés).